Cámara réflex Canon EOS 250D + 18-55mm + 75-300mm barata, ofertas en cámaras réflex

Cámara réflex Canon EOS 250D + 18-55mm + 75-300mm

¿Buscas cámaras réflex baratas? Compra este kit Canon EOS 250D + 18-55mm + 75-300mm aquí

Aquí tienes un regalazo para la el Día de Reyes si estás buscando una cámara réflex de oferta: la Canon EOS 250D acompañada de dos objetivos, un Canon 18-55mm y un Canon 75-300mm, un kit de fotografía perfecto para cubrir todo tipo de planos. Cubre las necesidades tanto de usuarios principiantes como avanzados y lo mejor es que se encuentra rebajada a solo 599 euros gracias  los 240 euros de descuento que tiene aplicados. El envío es gratis.

¿Cómo es la cámara Canon EOS 250D?

La Canon EOS 250D es la evolución necesaria de su antecesora, la Canon EOS 200D. Lo cierto es que este nuevo modelo incluye pocas novedades con respecto al anterior, pero podemos decir sin temor a equivocarnos que son las justas y necesarias.

La primera es la más obvia: la actualización de su cerebro, el procesador DIGIC 7 por el DIGIC 8, más rápido y con mayores prestaciones.

La segunda, la más necesaria: la grabación de vídeo 4K. Canon se ha resistido durante modelos y modelos a la inclusión de esta capacidad, pero por fin lo ha entendido como algo necesario y está incorporándolo a todos sus modelos.

Nos encontramos ante una cámara DSLR de entrada, pero que alberga potencial suficiente para que incluso usuarios avanzados se hayan decantado por ella. Y es que hay que tener en cuenta que hablamos de una réflex con sensor CMOS APS-C de 24,1 megapíxeles efectivos, con un cuerpo compacto y ligero,  por lo que resulta muy cómoda de manejar y tiene un look & feel diferente con respecto al resto de modelos del mercado. Canon ha orientado este modelo a familias y usuarios que buscan buena calidad en formato pequeño y con precios razonables, por lo que si tenemos en cuenta que además estamos ante una buena oferta con esos 240 euros de descuento, la oportunidad es excelente para quien busca una cámara réflex barata.

Otra de sus bondades es su pantalla TFT Clear View de 3″ y ángulo variable, es decir, que es abatible y puede girarse tanto en vertical como en horizontal, lo que permite realizar encuadres con plena visión de la escena en posiciones que una cámara estándar no permitiría, como un selfie o un encuadre estirando los brazos por encima de nuestra cabeza.

La combinación de esta pantalla táctil con el sistema Dual Pixel CMOS AF, permite realizar enfoques muy rápidos prácticamente utilizando solo el dedo, incluso en condiciones en las que la iluminación ambiental sea muy pobre (jugamos con ISO 100 a 25.600 que es ampliable a 51.200). Esta característica otorga al usuario un manejo dual que cambia sustancialmente y que permite que se adapte rápidamente a las circunstancias, como cuando nos encontramos con algo repentino y tenemos que sacar la cámara rápidamente y realizar el disparo lo más rápidamente posible para no perder la escena.

En lo relativo a los puntos de enfoque, la característica que acabamos de comentar hace también una notable diferenciación entre el uso con visor, en donde encontramos 9 puntos de enfoque para realizar acciones rápidas o prácticamente inmediatas, y la pantalla, en donde los puntos de enfoque se multiplican hasta llegar a los 143 puntos, lo que aumenta las posibilidades de enfoque casi hasta el infinito.

El cambio de procesador se ha notado, lógicamente, para bien, especialmente a la hora de realizar disparos en ráfaga. Y es que pese a tener una ráfaga que podríamos clasificar como normal (5 fps) con la que alcanza una media de 13 imágenes en formato RAW+JPEG, la verdad es que en modo JPEG sorprende, pues ofrece disparos prácticamente ilimitados.

Está dotada de conexiones Bluetooth y WiFi (802.11 b/g/n) que permiten, además de la transferencia de las imágenes y vídeos capturados sin necesidad de usar cable, el control de la misma de forma remota, pudiendo manejarse cómodamente desde el móvil controlando la mayor parte de sus funciones, entre ellas, por supuesto, el disparo remoto.

En resumidas cuentas, una cámara réflex perfecta para no cargar con peso muchas veces innecesario, práctica para llevar al hombro o en una pequeña bolsa y preparada para afrontar todo tipo de escenas y tomas, tanto fotografías como vídeo 4K. Especialmente con este kit que incluye el clásico objetivo Canon EF-S 18-55m f/4-5,6 IS STM, que es el encontramos en la mayor parte de kits de la marca, y también el teleobjetivo Canon EF 75-300mm f/4-5,6 III, con los que se pueden abarcar todo tipo de escenarios, desde retratos y primeros planos, hasta paisajes, fotos macro o panorámicas para su posterior montaje.

¿Cuánto te ahorras con esta oferta?

Cuesta un poco definir el ahorro exacto para este kit, pues solo lo encontramos el mismo en El Corte Inglés, que indica que su precio oficial es de 839 euros, con lo que estaríamos hablando de 240 euros de descuento y es la referencia que hemos decidido tomar.

Sin embargo, si nos vamos a la web oficial, encontramos el cuerpo con el objetivo EF-S 18-55mm por 649,99 euros, a lo que todavía habría que sumar el EF 75-300mm que viene con el kit, valorado en 269,99 euros, por lo que el montante total se elevaría hasta los 919,98 euros. Algo similar ocurre en otras tiendas: en Fnac un kit que incluye solo el 18-55mm y una pequeña mochila cuesta lo mismo que el pack de El Corte Inglés, pero habría que añadir todavía los 269 euros del teleobjetivo 75-300mm. Y en Worten, que es la tienda que tiene un kit de fotografía bastante parecido a este, con la salvedad de que el teleobjetivo es Tamron y no Canon, el precio asciende a 950 euros.